prostitutas sirias mafia prostitutas

En , las jóvenes refugiadas iraquíes se convirtieron en las víctimas predilectas para las mafias de prostitución sirias. Vendidas por sus padres, engañadas por sus novios o simplemente sacrificadas por madres viudas a cargo de alimentar al resto de su prole, las mujeres que huían de la guerra en Irak pasaron a engrosar las arcas de los decadentes tugurios que proliferaron en la periferia de Damasco. Diminuto país que alberga a un millón y medio de refugiados sirios , es decir, un cuarto de la población total, y en el que sobran Super Night Clubs pero escasean estadísticas.

De nuevo ocurrió en Yunieh, región cristiana situada a apenas media hora al norte de Beirut, en un trayecto en coche en el que se suceden los neones luminosos que puntean abiertamente la hilera de clubes nocturnos. Madame Gigi , alias de una famosa proxeneta libanesa en la sesentena, dirigía la operación con decenas de chicas a su cargo.

Entre ellas, numerosas sirias de entre 18 a 27 años. Varias de las jóvenes arrestadas en la operación aguardan entre rejas a que un juez dicte sentencia. En su tugurio, 75 mujeres, muchas de ellas sirias, fueron forzadas a la explotación sexual, apaleadas y retenidas contra su voluntad. En Líbano, las prostitutas son criminalizadas al mismo nivel que las proxenetas. Y sin embargo, Líbano es pionero regional en material legal. Luego, sin mediar palabra, los dos lugartenientes de aquel individuo las abofetearon a todas.

Un par de chicas que se rebelaron recibieron puñetazos en las costillas y alguna patada en las piernas. Las restantes, muertas de miedo, ni rechistaron. Marina trabajó en aquel prostíbulo durante casi dos años.

De cinco de la tarde a cinco de la mañana, todos los días de la semana. Cada jornada atendió a un mínimo de cuatro hombres. Todo el dinero que ella cobraba se lo quedaba la mafia que la trajo a España, que a su vez pagaba al dueño del local -un español- por el alquiler de las habitaciones. La chica logró escapar en julio de Una mañana, al amanecer, saltó por la ventana de su habitación hasta un patio trasero de aquel caserón.

Luego, cruzó un vallado y salió corriendo. Los servicios sociales también la atendieron. Sin embargo, ella no quiso denunciar ante la Policía Nacional. Hoy, Marina reside en un pueblo de Castellón junto a su pareja, un valenciano. La chica, de 27 años, es madre de dos niñas de dos y cuatro años.

Para protegerla, en el relato anterior se han omitido datos de su historia personal. El incremento de la llegada a España de mujeres rumanas de entre 18 y 30 años para su explotación sexual en prostíbulos comenzó a mediados de la década pasada, tras una modificación legal del Gobierno fechada en que afectaba a la llegada de extranjeros a territorio español.

Desde ese año, la legislación exige el visado a todo ciudadano que quiera entrar en España procedente de países de Latinoamérica como Venezuela, Colombia, Cuba…. Hasta entonces, las mujeres latinas copaban los prostíbulos de este país. El idioma y la forma de ser, muy similar a la de los españoles, eran sus grandes atractivos para atraer clientes que consumieran alcohol y sexo.

Aunque Rumanía, que ingresó en la UE en , sigue sin pertenecer al espacio Schengen , las mafias comenzaron a trasladar a España a centenares de jóvenes con contratos de trabajo falsos.

Una vez dentro de Hungría, que sí pertenece a los 26 Estados del continente europeo que no tienen controles fronterizos internos, el viaje hasta España les resulta sencillo. Para el traslado de las chicas suelen emplear dos rutas: A principios de septiembre se detuvo a nueve miembros de una organización que prostituía en Ibiza a 10 rumanas, una de ellas embarazada.

Entonces se pone en marcha un círculo perverso: De esta forma, todas las partes ganan, salvo las mujeres. Pero las organizaciones de Rumanía aprendieron de sus hermanos mayores y perfeccionaron su forma de trabajar. Aunque emplean la violencia con las chicas, nunca les quitan la vida. Su modus operandi es el siguiente. Junto a varios de sus lugartenientes y a las dos jefas que introduce en el grupo para vigilarlas, el proxeneta hace caja con lo generado esa noche por cada una de las mujeres.

Después, a la que menos clientes ha tenido ese día, le pegan en presencia del resto. Es su forma de adoctrinarlas y atemorizarlas. Tiene otras formas de generar dinero con las mujeres: En el caso de las bodas forzadas, las redes de trata con origen en Rumanía casan a las chicas con ciudadanos extranjeros fuera del espacio Schengen que quieren obtener la Tarjeta de Residencia de Familiares de Comunitarios.

Normalmente, los casamientos se producen con hombres de origen subsahariano, a los que les cobran en torno a Las mafias nigerianas, también muy vinculadas con la explotación sexual de mujeres, suelen casar a sus cabecillas con rumanas para que éstos puedan permanecer de forma regular en el país y moverse sin ataduras por Europa.

Aunque ante la Justicia española las chicas se casan de forma voluntaria, en realidad lo hacen bajo coacción de la red que las trajo a España. Lo lógico es que no vuelvan nunca a tener contacto con sus supuestos maridos. Por otro lado, las mafias rumanas han conducido el negocio de la prostitución desde los clubes de alterne hasta pisos particulares. En ellos, encierran a una o varias chicas y las prostituyen.

Suelen tener entre 14 y 20 años. A la rumana María nombre ficticio la trajeron a España siendo menor de edad. Su padre había muerto poco tiempo antes. Su madre, incapaz de mantenerla por sí sola, la entregó a una mafia a cambio de 5.

prostitutas sirias mafia prostitutas

Prostitutas sirias mafia prostitutas -

Al llegar, dos hombres también rumanos y de aspecto rudo -musculados y con varios tatuajes en brazos y cuello- metieron a las chicas en un caserón antiguo donde había cinco o seis mujeres de origen latinoamericano. Todos los tipos de. Varias de las jóvenes arrestadas en la operación aguardan entre rejas a que un juez dicte sentencia. Cuando hace un año Europol estimó que al menos

Aunque Rumanía, que ingresó en la UE en , sigue sin pertenecer al espacio Schengen , las mafias comenzaron a trasladar a España a centenares de jóvenes con contratos de trabajo falsos.

Una vez dentro de Hungría, que sí pertenece a los 26 Estados del continente europeo que no tienen controles fronterizos internos, el viaje hasta España les resulta sencillo.

Para el traslado de las chicas suelen emplear dos rutas: A principios de septiembre se detuvo a nueve miembros de una organización que prostituía en Ibiza a 10 rumanas, una de ellas embarazada. Entonces se pone en marcha un círculo perverso: De esta forma, todas las partes ganan, salvo las mujeres. Pero las organizaciones de Rumanía aprendieron de sus hermanos mayores y perfeccionaron su forma de trabajar. Aunque emplean la violencia con las chicas, nunca les quitan la vida.

Su modus operandi es el siguiente. Junto a varios de sus lugartenientes y a las dos jefas que introduce en el grupo para vigilarlas, el proxeneta hace caja con lo generado esa noche por cada una de las mujeres.

Después, a la que menos clientes ha tenido ese día, le pegan en presencia del resto. Es su forma de adoctrinarlas y atemorizarlas. Tiene otras formas de generar dinero con las mujeres: En el caso de las bodas forzadas, las redes de trata con origen en Rumanía casan a las chicas con ciudadanos extranjeros fuera del espacio Schengen que quieren obtener la Tarjeta de Residencia de Familiares de Comunitarios.

Normalmente, los casamientos se producen con hombres de origen subsahariano, a los que les cobran en torno a Las mafias nigerianas, también muy vinculadas con la explotación sexual de mujeres, suelen casar a sus cabecillas con rumanas para que éstos puedan permanecer de forma regular en el país y moverse sin ataduras por Europa.

Aunque ante la Justicia española las chicas se casan de forma voluntaria, en realidad lo hacen bajo coacción de la red que las trajo a España.

Lo lógico es que no vuelvan nunca a tener contacto con sus supuestos maridos. Por otro lado, las mafias rumanas han conducido el negocio de la prostitución desde los clubes de alterne hasta pisos particulares. En ellos, encierran a una o varias chicas y las prostituyen.

Suelen tener entre 14 y 20 años. A la rumana María nombre ficticio la trajeron a España siendo menor de edad. Su padre había muerto poco tiempo antes. Su madre, incapaz de mantenerla por sí sola, la entregó a una mafia a cambio de 5. Aunque su hija pensó que trabajaría en tareas agrícolas y del hogar, la realidad que le esperaba era bien distinta. Cuatro miembros de un clan de su país comenzaron a prostituirla en un bar de un pueblo de 2.

A su llegada a España la organización mafiosa instaló a María en una vivienda en la que una mujer la controlaba las 24 horas del día. Sólo salía para complacer los deseos sexuales de sus clientes. Si se negaba, le daban una paliza y la drogaban. A su vez, uno de los miembros de ese clan, con el que la casaron a la fuerza, la violaba cuando quería.

Grupo de prostitutas en las calles de Madrid. Tras la enésima agresión, decidió denunciar. Poco antes, a punto estuvo de pasar a manos de otros mafiosos rumanos a cambio de 2. Sin embargo, su venta se frustró por discrepancias en el precio.

Hoy María trata de rehacer su vida con la ayuda de una ONG. Algunas realizan hasta 40 trabajos por jornada. Una vez entran, les es muy complicado salir de un piso como estos. Esta ONG tiene ubicadas las ciudades de origen de las chicas que ayuda a reintroducirse en la sociedad. Son en torno a una veintena.

Aunque el método tradicional de las mafias para captar a jóvenes que después acaban siendo prostituidas es a través de contratos falsos de trabajo, la Policía Nacional y la Fiscalía Especial de Extranjería han detectado un nuevo método de atracción: Se trata de usar a chicos para seducir y enamorar a jóvenes de forma engañosa con el fin de persuadirlas para que viajen a España con ellos. Una vez aquí, las mafias se hacen cargo de ellas para explotarlas sexualmente.

Durante , la Fiscalía Especial de Extranjería atendió casos de mujeres rumanas explotadas sexualmente. De nuevo ocurrió en Yunieh, región cristiana situada a apenas media hora al norte de Beirut, en un trayecto en coche en el que se suceden los neones luminosos que puntean abiertamente la hilera de clubes nocturnos. Madame Gigi , alias de una famosa proxeneta libanesa en la sesentena, dirigía la operación con decenas de chicas a su cargo.

Entre ellas, numerosas sirias de entre 18 a 27 años. Varias de las jóvenes arrestadas en la operación aguardan entre rejas a que un juez dicte sentencia. En su tugurio, 75 mujeres, muchas de ellas sirias, fueron forzadas a la explotación sexual, apaleadas y retenidas contra su voluntad. En Líbano, las prostitutas son criminalizadas al mismo nivel que las proxenetas. Y sin embargo, Líbano es pionero regional en material legal.

Pero también ha transformado la demanda. Los turistas del Golfo constituían desde hace décadas la principal clientela, una con un alto poder adquisitivo. Pero desde , sus ciudadanos tienen prohibido viajar al Líbano ante la inseguridad que plantea la vecina Siria.

0 People reacted on this

Leave a Reply:

Your email address will not be published. Required fields are marked *